Una fábula china y un maletín que muestra el futuro

“No hagas promesas estando feliz
ni tomes decisiones estando enojado”.
– Anónimo

La rueda de la fortuna (Tarot)

Cuenta una antigua fábula china -pero que se repite en muchas culturas como si fuese una historia arquetípica-, que hubo una vez un campesino que poseía sólo un caballo cuando un día éste escapó galopando hasta perderse.

Todos los vecinos de la aldea se le acercaron y le dijeron: “Qué lástima. Debes estar muy molesto. Qué mala noticia”. A lo que el hombre se limitó a responder: “Puede ser”.

A los pocos días el caballo regresó junto a otros veinte caballos salvajes que el hombre pudo sumar a su corral.

Todos los vecinos de la aldea se le acercaron y le dijeron: “¡Felicitaciones! Debes estar tan feliz. Qué buena noticia”. El hombre simplemente respondió diciendo: “Puede ser”.

Tiempo después, uno de los caballos salvajes pateó al único hijo del campesino quebrándole ambas piernas.

Todos los vecinos de la aldea se le acercaron y le dijeron: “Cuánto lo lamentamos. Debes estar muy apenado y molesto. Qué noticia más terrible”. El hombre sólo dijo: “Puede ser”.

Poco pasó para que el país fuera a la guerra y todos los hombres jóvenes fueron enviados al frente de batalla. La guerra fue horrorosa y murieron todos los hombres jóvenes, menos el hijo del campesino, debido a que tenía sus piernas rotas.

Todos los vecinos de la aldea se le acercaron y le dijeron: “¡Qué alegría! Debes estar feliz. Qué buenas noticias para ti”. Pero el hombre sólo respondió una vez más: “Puede ser“.

Cuando algo “muy bueno” o “muy malo” me pasa, trato de recordar esta historia y aplicarla para no perder la cabeza cuando las cosas van muy mal o muy bien. La fábula tiene que ver con eso, con ser capaz de conservar la lucidez a pesar del éxito o el fracaso y además no dejar que los factores/agentes externos como la ganancia o la pérdida, la alabanza o la crítica, etc., condicionen nuestras acciones.

El cortometraje On time de Ted Chung ilustra muy bien esta idea de la imposibilidad de controlar todos los factores y evaluar todos los hechos -y aún más si es en el corto plazo-, a pesar de que podamos encontrarnos con el vendedor del maletín y nos pregunte: “¿Qué harías si pudieras ver el futuro?”.

Ted Chung – On Time

 Existe un relato similar a la fábula china escrito por Lev Tolstoi (1828-1910) y titulado “Las tres preguntas“:

  • ¿Cuál es el momento más oportuno para hacer cada cosa?
  • ¿Cuál es la gente más importante con la que trabajar?
  • ¿Cuál es la cosa más importante para hacer en todo momento?

Si quieres saber la respuesta de Tolstoi entonces lee el cuento aquí.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Mente y Locura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s